Publicado el Deja un comentario

MICROSCOPIO DIGITAL USB. Microscopio para móvil

¡Hola!

Si nos seguís en Instagram, habréis visto que la Abuela Curiosa nos regaló estas navidades un estupendo Microscopio Digital USB, al que le estamos sacando muchísimo partido.

Se trata de un microscopio (o lupa, según se mire) portátil, con forma de lápiz (lo que lo hace muy fácil y cómodo de sujetar) que podemos conectar al móvil o al ordenador para observar en la pantalla lo que estamos enfocando. Tiene 8 luces led incorporadas, cuyo brillo podemos controlar mediante una ruedita situada en el cable.

En el cuerpo del microscopio tenemos una rueda para enfocar y modificar los aumentos (40X – 1000X), un botón rojo para hacer zoom (este no lo hemos usado demasiado) y una ranura que sirve para encajar en un soporte que trae, por si queremos dejarlo fijo mientras dibujamos lo que vemos, por ejemplo.

Viene en un estuche rígido con cremallera, para guardarlo y/o transportarlo, y trae, además del soporte:

  • Una pequeña regla de calibración, con una parte con forma cuadrada y otra para medir el diámetro de partículas redondeadas. ¡Tenemos que empezar a usarla en nuestras observaciones!
  • Un CD driver para instalar en el ordenador y poder usar el microscopio con este dispositivo.

Con este microscopio podemos hacer tanto fotos como vídeos de casi todo lo que se os ocurra. Para usarlo con el móvil, hay que instalar una aplicación. En nuestro caso, usamos la USB camera. ¡Ojo! Porque en la descripción del microscopio pone que no funciona con iPhone.

TRUCO del almendruco para principiantes: al principio puede ser algo complicado enfocar, sobre todo si no tenemos costumbre o es la primera vez, y esto puede generar mucha frustración en la gente pequeña y no querer intentarlo más. Así que para empezar, las observaciones que hacemos no son «en el aire» (la primera vez lo probamos para ver una flor en el campo y era difícil mantener el pulso y enfocar al mismo tiempo), sino que seleccionamos lo que queremos ver, lo ponemos sobre una superficie plana y apoyamos totalmente la punta del microscopio sobre la mesa, presionando un poco. Así fuimos poco a poco aprendiendo a afinar el enfoque. Quizás sea algo de perogrullo, pero en casa nos ayudó mucho.

Lo estamos disfrutando tantísimo porque estamos aprendiendo a fijarnos en los detalles, a indagar, a buscar lo pequeñito, lo que parece que pasa desapercibido. Muchas veces le pregunto a nuestra pequeña Gente Curiosa: ¿os habéis fijado en la cantidad de vida diminuta que hay en este trocito de musgo? ¿o en este trozo de tierra? ¿o en esta hoja o corteza?

En casa siempre hubo mucha curiosidad por todo. Tanta, que a veces es difícil seguirles el ritmo. Pues con un aparatito como este, además de abrirles las puertas a un maravilloso mundo microscópico que desconocíamos, pueden canalizar su ansia de conocer, es una fuente inagotable de conocimiento.

Muchas veces nos da miedo lo que no conocemos, o no actuamos de la manera correcta por falta de información, en cualquier aspecto de la vida. Aplicando esto a la naturaleza, muchas veces tememos tal o cual «bicho» o planta, porque no sabemos en realidad qué es. Una vez que tenemos la información necesaria, podemos decidir qué hacer y cómo actuar.

¿Y qué pasa si nos parece que nuestra pequeña Gente no siente esa curiosidad? Pues os diría dos palabras: exposición y provocación. Es decir, exponerles, dentro de nuestras posibilidades, diferentes materiales y experiencias, vivencias, excursiones… Propiciar y tener a su alcance diferentes cosas, para detectar aquello que les provoca interés.

Os animo, por cierto, a llevar siempre una lupa encima, y sacarla a menudo delante de vuestra gente, no solo para ofrecércela a ella, sino también para descubrir nosotras mismas muchas cosas que nos pasan desapercibidas. Nuestra lupa de bolsillo, por cierto, la compramos en un supermercado Gadis y es genial la relación calidad-precio.

Os dejo algunas fotos que vamos colgando en nuestra cuenta de instagram, que os animamos a seguir. Usamos el hashtag #botinmicroscopico , podéis usarlo vosotras también, y si nos etiquetáis, podremos veros y seguir aprendiendo!

En otros post os iré contando qué materiales usamos: cosas muy sencillas de andar por casa. Eso también fomenta la imaginación y desarrolla la resolución de problemas (y de conflictos, ¡que los hay!).

Si os interesa este microscopio USB, os dejo este enlace de compra en AMAZON (enlace afiliado, en este post os lo explico).

Si os ha gustado o resultado útil, os invitamos a compartir este post. ¡Muchas gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *